Seguridad

La hospitalidad es una de las razones más frecuentes para visitar Serbia y dice mucho de la actitud de los ciudadanos de Serbia hacia sus invitados internacionales. En Serbia los visitantes extranjeros a menudo son tratados como uno más de la familia.

Es muy rara la delincuencia en la calle y no existen zonas en las grandes ciudades de Serbia que sean menos seguras que otras. A diferencia de muchos otros países, en las ciudades serbias es habitual que las mujeres vuelvan a casa solas en transporte público a altas horas de la noche.

Serbia, y Belgrado en especial, las últimas décadas ha sido anfitriona de muchos eventos internacionales, con un gran número de participantes extranjeros, y con unos criterios de seguridad y organización muy exigentes, que se han celebrado en el mejor ambiente posible.

Además de la seguridad general, la seguridad en el transporte ha mejorado a través de la aprobación de una nueva ley con arreglo a las normas europeas, así como a través de otra serie de leyes que han sido necesarias con el fin de apoyar la candidatura de Serbia a la integración en la Unión Europea.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha adjudicado a la compañía aérea nacional serbia Jat Airways un certificado IOSA (Auditoria de Seguridad Operacional Internacional), reconocimiento de alto nivel que garantiza la seguridad, la calidad del tráfico aéreo y el mantenimiento técnico.

Tenga en cuenta que el territorio de Kosovo y Metohija está en la actualidad bajo la administración de la UNMIK (Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo) y el viaje no se recomienda sin protección organizada de la KFOR.