Estaciones de montaña
facebooktwittergoogle_plusyoutubeinstagramfoursquarefacebooktwittergoogle_plusyoutubeinstagramfoursquare

La gran mayoría del territorio de Serbia está dominado por montañas, desde las colinas de Panonia, en el norte, hasta llegar a la frontera con Montenegro, Albania y Macedonia, en el sur. Las montañas de Serbia pertenecen a las montañas Rodopi, los Cárpatos, los Balcanes y las cordilleras Dináricas.

Y los mismos nombres de algunas montañas de Serbia están asociados con las abundantes riquezas naturales en Zlatibor, Zlatar y Rajac. Con el fin de preservar la impagable armonía de los reinos vegetal y animal, algunas montañas han sido protegidas como uno de los cinco parques nacionales o  han sido declaradas áreas de excepcional importancia natural.

Las especies autóctonas destacadas de plantas en  las montañas de Serbia son: la violeta de Kopaonik, el lino serbio, el abeto serbio, y la festuca serbia. Entre los animales el buitre leonado, el águila real, el águila imperial, el halcón peregrino, el cárabo común, la alondra de la orilla, el piquituerto común, el búho real, el lirón, el gato montés, el oso pardo y el rebeco.

Los arroyos y ríos de corriente rápida, atraviesan las montañas, muchos de los cuales también albergan lagos de aguas cristalinas. Algunas montañas han sido designados “balnearios climáticos” debido a su clima excepcional.

Tanto en verano como en invierno uno puede disfrutar de las montañas de Serbia, desde excursiones a pie guiadas o independientes, a través de claros y bosques de exigentes caminatas hacia los picos más altos. Aquellas personas que tengan espíritu aventurero pueden explorar las cuevas kársticas y los cañones de los ríos. Las pistas de esquí y los remontes son una interesante oferta para los turistas en invierno, ya sean principiantes o esquiadores experimentados.

Las reservas de caza en los espesos bosques son espléndidas en caza menor, mientras que los ríos de las montañas y los lagos son ideales como lugares de pesca. También es posible disfrutar de la observación de aves en muchas Áreas Importantes para las Aves (IBA) de Serbia.

Las opciones de alojamiento son también diversas, desde hoteles de cuatro estrellas hasta casetas en los bosques y albergues juveniles, y el turismo rural también está muy desarrollado. Los alimentos y las bebidas en las montañas tienen garantizado su origen natural y proceden de los hogares de los pueblos. Los frutos del bosque, las setas y las plantas medicinales también son abundantes.

 

facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail