Priština

Priština es la capital y la mayor ciudad de la Provincia Autónoma de Kosovo y Metohija, y es su centro económico, cultural y universitario. Se encuentra en el borde noreste del territorio de Kosovo, a la sombra de la montaña Grmija. La ciudad está a 365 kilómetros de Belgrado y a 136 kilómetros de Niš, y se encuentra en la intersección de las principales rutas de Serbia a Macedonia, Montenegro y Albania. La corriente del río Veluša fluye a través de Priština, uniéndose al río Prištevka en la propia ciudad, y luego a su vez al río Sitnica. Priština tiene su propio aeropuerto internacional en Slatina.

 

Se estima que la población de Priština es de más de 500.000 habitantes. La mayoría de la población está compuesta por albaneses, y el resto está compuesto por turcos, serbios, bosnios y romaníes. Alrededor de 40.000 serbios dejaron Priština después del bombardeo de la OTAN de Yugoslavia en 1999. Dos grandes ciudades de provincia, como Obilić y Kosovo Polje, se encuentran cerca de Priština.

 

En los alrededores de Priština yacen los restos de un asentamiento neolítico. En la antigüedad clásica, el asentamiento romano de Vicianum se encontraba cerca de la actual Priština, y no muy lejos de Gracanica se encuentran los restos de Ulpiana, una ciudad romana fundada en el siglo II durante el reinado del Emperador Trajano.

 

Priština experimentó un resurgimiento en los siglos XIV y XV cuando se convirtió en un centro minero y comercial en el camino entre Dubrovnik y Constantinopla. Durante un tiempo fue la sede de los gobernantes de Serbia, pero bajo el dominio turco la importancia económica de Priština disminuyó hasta que en 1875 se convirtió en el centro del Sandžak otomano. Priština se liberó de los turcos en 1912. Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad ha mantenido un aspecto oriental, con casas de adobe pequeñas y estrechas. Tuvo lugar un urbanismo vertiginoso después de la guerra y Priština adquirió aspecto de ciudad moderna. La ciudad atrae el interés de los turistas por el contraste entre la arquitectura antigua y moderna y por un gran número de sitios culturales e históricos de gran interés: la mezquita Carska Džamija del siglo XV, la mezquita Taš Džamija, la torre Sahat-Kula y la casa Kuća Emindžika, típica residencia de una familia de clase alta oriental del siglo XIX.

 

El monasterio de Gračanica, fue construido al sur de Priština en 1321, proyecto del Rey Milutin, y uno de los monasterios medievales serbios más bellos. El monumento de Gazimestan, cerca de Priština, se encuentra en el emplazamiento donde se produjo la Batalla de Kosovo, en la que los turcos derrotaron al ejército del príncipe serbio Lazar en 1389, allanando el camino para nuevas conquistas en Europa.

 

El lago Gračaničko Jezero, que suministra agua a la ciudad a través del sistema “Badovac”, se encuentra a 15 kilómetros al sur de la ciudad en dirección a Gnjilane. La zona que rodea Priština ofrece excelentes oportunidades para la caza y el turismo de pesca. El coto de caza de Lipovica, 35 kilómetros al suroeste de Priština, es amplio en ciervos, gamos, jabalíes, muflones y conejos. El lago de Batlavsko Jezero, es abundante en lucios y truchas, entre otros peces, y está a 25 kilometros al sureste de Priština. El lago está rodeado por bosques, y las montañas de Koznica y Golja son extensas en caza menor y mayor (gamo, ciervo, conejo, faisán, perdiz y pato salvaje). Los ríos en las cercanías – Sitnica, Lab y Drenica – tienen grandes reservas de peces (bagre, carpa y lucio). La montaña de Grmija se encuentra a 6 kilómetros al este de Priština y oscila entre 700 y 1.100 metros sobre el nivel del mar. Es un lugar predilecto para las comidas campestres y el entretenimiento entre los habitantes de Priština.
Priština está ubicada en el territorio de la Provincia Autónoma de Kosovo y Metohija, que actualmente se encuentra bajo la administración de la UNMIK (Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo).