Caričin Grad

Iustiniana Prima o Caričin Grad, la Ciudad de la Emperatriz, es una de las ciudades bizantinas más importantes en el interior de la península de los Balcanes. Se encuentra a 29 kilómetros al oeste de Leskovac, a 7 kilómetros de Lebane, cerca del pueblo de Prekopčelica, en la desembocadura del río Caričin en Svinjarica. El Emperador Justiniano I, originario del sur de Serbia, decidió elevar una ciudad en los alrededores de su lugar de nacimiento para glorificar su nombre. La ciudad de Iustiniana Prima se encuentra en las suaves laderas que descienden desde las montañas de Radan hacia el valle de Leskovac, un área clave de importante tránsito.

Fue construida en una meseta que finaliza con una terraza de roca en la confluencia de dos pequeños ríos. Fue fundada por el emperador Junistiano I en el siglo VI en el emplazamiento de la fortaleza local de Bederiana. A la que se unen los restos de la basílica monumental en la ciudadela baja, formando un monograma auténtico de Justiniano con una gran basílica episcopal en el acrópolis. Además de las estructuras seculares, han sido descubiertas diez basílicas más.

Caričin Grad es un extraordinario monumento de la arquitectura y del urbanismo clásico. Las ruinas de las fortificaciones, las calles con los pórticos, las basílicas, los edificios públicos y privados, las paredes, el sistema de abastecimiento de aguas con un acueducto, una gran cisterna y mosaicos en el suelo, contribuyen al dibujo de la ciudad, y son un reflejo de los primeros tiempos de la civilización bizantina, heredados de la herencia greco-romana.

Después de las frecuentes incursiones de los ávaros y las invasiones de los eslavos hacia el año 615, la ciudad fue abandonada por la población nativa; la vida en la ciudad desaparece, probablemente debido al fuego o al corte del suministro de agua durante el último asedio.