Yacimientos arqueológicos

El territorio de la Serbia moderna es rico en vestigios del pasado y de las civilizaciones antiguas. Además de los yacimientos arqueológicos, testimonios de la presencia humana desde tiempos prehistóricos, también hay frecuentes hallazgos de animales del Pleistoceno tardío: bisontes, mamut, ciervos gigantes. Las evidencias arqueológicas de asentamientos humanos en el territorio de Serbia se remontan a la época del Paleolítico, 40.000 años a. C. Las civilizaciones más antiguas conocidas en Europa datan del Mesolítico y el Neolítico Tardío – Lepenski Vir (6500-5500 a. C.) y Vinča (5500-3500 a. C.).

Los ejemplos más abundantes de la herencia cultural clásica en el territorio de Serbia son los dejados por el gran Imperio Romano. El territorio de la Serbia moderna dio a luz a 17 emperadores romanos, una quinta parte de su número total. Entre ellos se encontraba el Emperador Constantino – una de las figuras más importantes en el establecimiento de la civilización cristiana. Los bancos y las aguas de la parte serbia de la cuenca del Danubio, desde muy atrás en la prehistoria, han sido el escenario de muchos acontecimientos culturales e históricos. Los objetos arqueológicos hallados son heterogéneos en su cronología y tipo: herramientas, armas, vasijas de metal, dinero, pedazos de vasijas de cerámica. Hasta la fecha, dos barcos de la época romana se han descubierto en los ríos de Serbia.

Una de las primeras fortificaciones militares en el Danubio fue Viminacium cerca de Požarevac. El mayor puente romano sobre el Danubio, de casi un kilómetro y medio de largo, fue construido en la Puerta de Hierro (Djerdap). Cerca de Sremska Mitrovica fue fundada Sirmium, la ciudad romana más antigua en el territorio de Serbia. Mediana, cerca de Niš, Gamzigrad, cerca de Zaječar, Caričin Grad, cerca de Leskovac, y Singidunum – Belgrado de hoy – son importantes yacimientos romanos.

Serbia se encuentra en el cruce de los caminos de la cultura de Oriente y Occidente, y esto ha tenido un gran impacto sobre el patrimonio cultural único de esta región. Son especialmente numerosos los monumentos medievales bizantinos y ortodoxos, principalmente, los monasterios serbios e iglesias del siglo XII y posteriores, así como los restos de edificaciones turcas y austro-húngaras.

Lepenski Vir

Viminacium

Gamzigrad

Diana

Pontes

Tabla memorial de Trajano

Sirmium

Mediana

Caričin Grad