Mileševa
facebooktwittergoogle_plusyoutubeinstagramfoursquarefacebooktwittergoogle_plusyoutubeinstagramfoursquare

El monasterio de Mileševa, con la Iglesia de la Ascensión de Cristo, está situado en el valle del río Mileševa, a 5 kilómetros al este de Prijepolje. Fue construido en la tercera década del siglo XIII, por el Rey Vladislav Nemanjić, nieto de Nemanja e hijo de Stefan Prvovenčani.

Mileševa es uno de los centros más espirituales y artísticos del pueblo serbio. El monasterio adquirió gran popularidad entre la gente después del traslado desde Trnovo de las reliquias de San Sava en 1236. En 1595 los turcos llevaron las reliquias a Belgrado y las quemaron en Vračar. En el siglo XVI una imprenta operó en el monasterio, donde fueron impresos numerosos libros litúrgicos.

La Iglesia de la Ascensión es de la Escuela de Raška, con una planta de una sola nave, un altar con tres áreas espaciales, una cúpula erigida en la intersección de la nave y el crucero, y el atrio. El atrio exterior, y las capillas de San Jorge y San Demetrio que la flanquean, fueron construidos alrededor del año 1236.

Antes del año 1228, la nave y el atrio estaban decorados con frescos de gran belleza. El fresco del Ángel Blanco en la Tumba de Cristo es una obra maestra del arte serbio del siglo XIII y del arte europeo.

 

facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail